La Fianza y garantías

La ley fija la obligatoriedad de establecer una fianza, como garantía del cumplimiento por el arrendatario de las obligaciones del contrato, que será una cantidad en efectivo equivalente a una mensualidad de la renta ( en caso de viviendas) o de dos (en caso de uso distinto a la vivienda).

“Art. 36.1 LAU: A la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda”.

El arrendador está obligado a depositar la fianza en el Organismo Oficial correspondiente hasta la extinción del contrato. 

El arrendatario tiene derecho a solicitar al arrendador una copia sellada del contrato. 

La fianza habrá de ser devuelta por el arrendador al arrendatario una vez finalice el alquiler, siempre que se hayan cumplido las obligaciones del contrato. 

Si hubiese transcurrido un mes desde la finalización del contrato y no se hubiera efectuado la devolución de la fianza, ésta devengará el interés legal correspondiente.

 En todo caso, además de la fianza en metálico se podrán pactar por las partes otro tipo de garantías del cumplimiento de las obligaciones del alquiler, como pueden ser aval bancario, aval personal, un depósito, seguro de impago, etc. (Art. 36 LAU 94):

“Art. 36.5 LAU: Las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones arrendaticias adicional a la fianza en metálico”.

Modelos para descargar

Redactados por abogados expertos en arrendamientos

Arrendador.com pone a su disposición varios modelos para descargar, relacionados con la fianza y/o garantías del alquiler:

  • Modelo de Anexo para incluir un avalista o fiador solidario, para usar para aumentar la garantía del cumplimiento de las obligaciones por parte del inquilino
× ¿Cómo puedo ayudarte?