Duración del contrato de alquiler de vivienda

Duración del contrato de alquiler de vivienda

La normativa establece que la duración inicial del contrato de arrendamiento será la que libremente se pacte por las partes. Pero establece un sistema de renovaciones también llamadas prórrogas obligatorias como garantía de permanencia del arrendatario en la vivienda.

Duración minima obligatoria para el arrendador

En los contratos de duración inicial pactada inferior a tres años el arrendatario tendrá derecho a prorrogar anualmente el contrato hasta que se cumplan tres años desde el inicio de la relación arrendaticia.

En todo caso, el arrendatario podrá, si así lo notifica a la propiedad, con treinta días de antelación al vencimiento de cada anualidad, manifestar su voluntad de no prorrogar el arrendamiento. La comunicación  será válida si se realiza por cualquier medio que deje constancia.

De forma que, esta prórroga de hasta tres años, es automática y voluntaria para el arrendatario y obligatoria para la propiedad (Art. 10 LAU 94 con modificación de 23 de mayo de 2013).

Resolución por causa de necesidad del arrendador

Dicha renovación o prórroga no procederá cuando el arrendador, una vez haya transcurrido el primer año de vigencia del contrato, y con un preaviso de dos meses, comunique al arrendatario su necesidad de ocupar la vivienda para sí o sus familiares para destinarla a su vivienda habitual y permanente, sin necesidad de que se hubiera dejado constancia de esta circunstancia en el contrato (Art. 9 LAU 94 con modificación de 23 de mayo de 2013).

En este caso el arrendador debe ocupar la vivienda en el plazo de tres meses desde la extinción del contrato, en caso contrario, el arrendatario podrá optar entre habitar la vivienda por un nuevo período de tres años, con indemnización de los gastos de desalojo o que el propietario le indemnice por una cantidad equivalente al importe de la renta por los años que quedasen por cumplir hasta completar tres.

Prórroga del contrato de alquiler

Transcurridos los tres primeros años del contrato de arrendamiento, salvo que alguna de las partes manifieste su voluntad de no renovarlo con un mes de antelación al vencimiento de la tercera anualidad, éste se prorrogará necesariamente por un nuevo plazo de un año más (Art. 10 LAU 94 con modificación de 23 de mayo de 2013).

Los contratos de plazo indeterminado o en los que no se establezca plazo se consideran celebrados por un año y también se aplica el mismo sistema de prórrogas. El arrendatario podrá desistir del contrato de arrendamiento una vez que hayan transcurrido al menos seis meses de duración, y comunicándolo al arrendador con treinta días de antelación. Este desistimiento no comportará derecho a indemnización del arrendador, salvo que se hubiera pactado expresamente en el contrato, en cuyo caso podrá ser de una mensualidad de renta por cada año del contrato que restara por cumplir (Art. 11 LAU 94 con modificación de 23 de mayo de 2013).

68    Duración