EL PORTAL DEL ARRENDADOR


RECURSOS Y HERRAMIENTAS PARA ALQUILAR SEGURO SU VIVIENDA O LOCAL

ALQUILE SEGURO SU VIVIENDA O LOCAL

Conoce nuestros servicios y herramientas para alquilar seguro su vivienda o local

Redacción de Contratos

El contrato de alquiler es, sin duda, la mejor protección para su vivienda o local. Confíe la redacción del mismo a abogados expertos en arrendamientos.

Defensa Jurídica

¿Problemas con su inquilino? Somos abogados expertos en desahucios por incumplimientos del inquilino: impago de la renta, expiración de plazo, cesión o subarriendo inconsentido, etc.

Seguro de alquiler

Garantice hasta 12 meses de alquiler en caso de impago, actos vandálicos, asistencia en el horar 24 h, defensa juridíca, y reparaciones urgentes.

Preguntas frecuentes

Muchas son las dudas de un propietario a la hora de alquilar su vivienda o local. En esta sección, respondemos las 5 preguntas más habituales que se hace un arrendador a la hora de alquilar su inmueble.
El alquiler de la vivienda y de uso distinto de vivienda (locales, oficinas, etc) está regulado por la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.Además, en lo no previsto en dicha Ley, se aplicará las disposiciones del Código Civil.
El contrato de arrendamiento de vivienda tendrá la duración que libremente acuerden arrendador y arrendatario, pero si el plazo pactado es inferior a tres años, el arrendamiento se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que alcance un total de tres años, que es el plazo de duración mínimo.

Al falta de pacto, el contrato se entiende celebrado por plazo de un año, sin perjuicio de la prórroga del mismo.

Llegada la fecha final del arrendamiento, una vez transcurridos los tres años mínimos de duración, si ninguna de las partes notifica a la otra el fin del contrato con un 30 días de antelación, se prorrogará necesariamente por un año más.

La renta tendrá la cuantía que libremente acuerden arrendador y arrendatario y, salvo pacto en contrario, se pagará por meses, dentro de los siete primeros días de cada mes.

Se pagará en el lugar y en la forma acordada, y en defecto de acuerdo, se pagará en metálico en la misma vivienda arrendada.

El arrendador deberá entregar al arrendatario recibo del pago de la renta, salvo que hubieran acordado que la renta se pague por cualquier procedimiento que acredite el cumplimiento de la obligación de pago por el arrendatario como, por ejemplo, la domiciliación bancaria de los recibos de la renta.

El contrato de arrendamiento puede celebrarse bajo cualquier forma, por escrito en contrato privado o en escritura pública, e incluso verbalmente (no recomendado)


En el momento de celebrar el contrato de arrendamiento, el arrendatario deberá prestar fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta, en caso de alquiler de viviendas, o de dos, en caso de alquiler de uso distinto a la vivienda (locales, oficinas, etc).

La renta sólo se podrá actualizar durante el contrato el día que se cumpla cada año del arrendamiento, y la actualización se hará en la forma pactada en el contrato. 

Si el arrendador y el inquilino no han pactado expresamente la revisión de la renta, no cabe revisión alguna de la renta.

Si se ha pactado en el contrato la revisión o actualización de la renta, pero no se ha determinado el índice de referencia aplicable, la renta se revisará anualmente teniendo en cuenta la variación anual experimentada por el Índice de Garantía de Competitividad en la fecha de la revisión.

La nueva renta actualizada será exigible al arrendatario a partir del mes siguiente a aquél en que se le notifique por escrito la actualización expresando el porcentaje aplicado para la actualización.